martes, 11 de diciembre de 2012

Y SI SOY YO LA QUE LE CAMBIA... ASÚMELO NO LO ERES


Un día conocí a un chico que me dijo que no quería compromisos. ¿Qué hice? No creerle. ¿Por qué? Porque soy una tía.


Las chicas estamos tan acostumbradas a dar rodeos, decir medias verdades, intentar hacernos las duras que por mucho que nos lo digan claramente no nos lo creemos. Estamos convencidas de que nosotras somos las que conseguiremos cambiarlo. ERROR!!

Asumámoslo, cuando eres tan súper especial, los tíos no son gilipollas y se dan cuenta ellos solitos. No te dejan escapar y sobre todo, son mucho más simples que nosotras. No necesitan jueguecitos, si les gusta dejan que la historia fluya y punto. ¿Que existe un caso de una tía a la que una vez un chico le dijo que sólo quería rollo y acabaron casados y con 7 niños? Es probable, pero también hay autobuses que atropellan a gente en los pasos de cebra y no por ello vivo atormentada a morir aplastada por un gigante de la EMT cada vez que cruzo la calzada ¿no?

Decirme, ¿cuántos chicos heterosexuales de 15 años conocéis con problemas por una factura alta de teléfono? En el caso de las niñas de 15 son casi todas. A las chicas nos encanta revivir cada uno de los momentos que vivimos junto al galán de turno y nos ocurre desde la adolescencia. Con cada una de las relaciones que he vivido debería de multiplicarse por lo menos por 3 el tiempo que les he dedicado, respecto al de mi acompañante masculino.

Por un lado, está el tiempo que empleo en la propia cita, por otro, el que gasto en rememorarlo en mi cabeza que no es poco. Sobre todo al que más horas le dedico es a analizar enésimas veces cada uno de los movimientos, palabras y gestos que se han sucedido durante la cita para mis amigas. Lo cierto es que yo soy especialmente pesada, soy consciente de ello. Para eso tengo un blog, así alivio la carga de mis pobres amigas y unos desconocidos sufren de mis traumas neuronales. En cualquier caso, incluso la más cuerda de las mujeres le dedicará a la cita un 150 % más del tiempo que el hombre. Aun no lo han estudiado en Harvard pero os lo digo yo que soy igual de sabia. El estudio dentro de nada estará en una revista mega científicamente importante. Y si no, tiempo al tiempo.

Seguro que ahora pensáis que os voy a decir algo del tipo “chicas tenemos que tomarnos las cosas como los tíos, ser más simples y pensar con las pelotas”. Pues ¿sabéis qué?: “Que les jodan motherfucker”. ¿Por qué? Porque yo disfruto de la relación 3 veces más. Porque cada vez que la rememoro en mi cabeza y se la cuento a mis amigas me lo paso pipa. Y aunque solo sea en mi cabeza me parece que soy súper especial. Que luego me llevo más chasco, ¿y qué? Ya vendrá otro. A lo mejor soy yo esa que acaba cambiando al tipo, porque lo de los 7 niños no lo veo nada claro, las cosas como son. Pero oye, que hay tipos muy despistados, que a todas nos ha pasado eso de ir a Zara, ver un vestido de la muerte y tardar un buen rato en darte cuenta de lo monísimo que es. A veces incluso has necesitado entrar varias veces a la tienda pero una vez en tu armario no te lo has quitado en todo el invierno. Pues eso os digo, que a disfrutar. Y que si queréis creerles bien, pero que si tenéis la intuición de que esta vez sí sois la mujer especial me parece muy bien. Lo más seguro es que os deis una buena hostia, pero mientras tanto os lo pasáis bien. Total las que realmente lo van a sufrir son vuestras amigas que tendrán que AGUANTAROS.

PD: aprovecho para dar las gracias a mis sufridisísimas amigas que se merecen unos tapones para los oídos y dos cajas de aspirinas. Por lo menos conmigo os ganais el cielo. Debe ser que, en el fondo, lo hago por vuestro bien.

13 comentarios:

My Red Wardrobe dijo...

Ha sido un post genial...y me siento super identificada con muchos de tus pensamientos : )

www.myredwardrobe.com

Claudia Ortega dijo...

me encanta!!! jajajajaja motherfucker!

Anónimo dijo...

hola! nunca te habia leido y tienes muchisima razon! si ellos no quieren disfrutar tanto de las relaciones, q les den! porq es verdad, q alfinal siempre llega otro. un beso!

Raquel Jiménez Bisuteria dijo...

La verdad es que los hombreas a veces de puro simples resultan incomprensibles. Con lo que se disfruta contando cada segundo de lo que ha pasado...
Besos

Raquel

http://raqueljimenezbisuteria.blogspot.com.es/

PILU dijo...

JAJA QUE BUENO LUCIA!
CADA DIA TE SUPERAS

Angie Baquero dijo...

Tengo que decirte que me encanta tu blog, y de todos los que veo lo dejo el ultimo para disfrutar un poco mas leyendo. Eres genial y un beso enorme

Cravingforbarneys dijo...

Echaba de menos tus post! Me lo paso bomba!

Marta Lain dijo...

Pues eso digo yo, que les den, no pasa nada sabemos que no se cansan de venir, que pasen pasen y nosotras a elegir
Marta Lain

Álvaro dijo...

Jajaja muy buenas reflexiones!! http://universovarietes.blogspot.com.es/2012/12/delantales-solidarios.html

elarmariodemaria dijo...

¡Mucha verdad en tus palabras guapa! Ya se te extrañaba por la blogosfera eh?
Desde luego si que disfrutamos el doble que los tios, aunque luego el sufrimiento es también multiplicado...pero como bien dices luego viene otro...Soy una firme defensora del "a rey muerto, a rey puesto"
Buen finde!besitos

María José dijo...

Acabo de descubrir tu blog. Me ha parecido simplemente GENIAL. Has dado en el clavo.La mayoría, por no decir, todas somos así y, en el fondo nos encanta serlo y a éllos que les den, si no quieren estar con nosotras eso que se pierden o no?
A partir de hoy seguiré tu blog. Saludos.

Anónimo dijo...

Me parece muy gracioso y curioso tu blog, aunque generalizas demasiado a veces. Vale que estar escribiendo, algunos, hay individuos, o demás recursos para relativizar no hace la lectura muy amena y que en el contexto en el que tú lo relatas debe tomarse más como humor que otra cosa. De todas formas yo también me como la cabeza con esos temas es decir que si me lio con alguna o tengo algo con ella y me gusta, luego empiezo con mis locuras. Primero,¿ cuando vuelvo a contactar con ella?, No quiero parecer un desesperado o atosigarla así que nunca llamo al día siguiente, lo cual me lleva a no quitarme de la cabeza a la tía en cuestión. Luego en los días siguientes intento descubrir si sería mejor llamarla o escribir un sms y cualés son las palabras indicadas que decirle. Normalmente escribo un mensaje de los bobos de que tal estás para tantear el terreno. ¿como me suelo esperar días, sí me contesta rápido seguramente también haya pensado en mí, buena señal... si no una sucesión de repasos a la susodicha cita en cuestión tratando de averiguar si es que hubo alguna señal que se me paso por alto en plan de no quiero volverte a ver, o si es que está jugando un poco como yo lo he hecho antes con ella... conclusión aún pasando de mí y no volviendo a verla me seguiré comiendo la cabeza unos cuantos días.
El caso es que me has hecho reflexionar sobre estos temas, Gracias y un besote

Lucía Lucía dijo...

En mi opinión si te gusto la chica la llamas al día siguiente, no le des más vueltas y si no pues pasa de ella, es que eso de hacerse de rogar me parece el colmo del absurdo. Volveis a quedar y os conceis un poco mas de día porque además te ayuda a desmitificar que la noche nos confunde a todos y cuanto más tiempo pase de la primera a la 2ª vez que os veis más tiempo tiene para idealizar cosas que no fueron... Oye si es que no pues a otra cosa mariposa, pero así vas cerrando puertas, que no hay nada peor que estar con la incertidumbre, por lo menos para mi...