viernes, 9 de noviembre de 2012

MÁS VALE MORENA DESCONOCIDA QUE RUBIA POR CONOCER


El New York Post publicaba el pasado viernes que el corazón de Leo (Di Caprio) volvía a estar desocupado. Esta vez yo ni siquiera sabía quien era su novia. Aunque si tengo que hace un retrato robot, me juego 100 euros y se que nos los perderé si digo que era rubia no había cumplido los 25 y tenía la talla doble 00 americana (algo así como la 32 española, quizá la 34 si estaba un poco hinchada).
Albert Einstein, un señor que vivió el siglo pasado, y aunque cueste creerlo era casi más listo que yo dijo, “Loco es aquel que, haciendo siempre lo mismo, espera resultados distintos”. Querido Leo, si siempre sales con el mismo tipo de chica y siempre acabas dejándolo, ¿no te has planteado que es el momento de cambiar?

Imagínate una relación con una chica que fuera capaz de mantener una conversación durante más de cinco minutos sobre algo más que la dieta macrobiótica. Alguien que no tuviese que vomitar después de cada comida, de hecho Leo es agradable que por una vez en tu vida alguien te acompañe mientras comes el postre. Que no te mire con envidia y recuerde como con 6 años probó su último caramelo. Leo es el momento de que pruebes a estar con una morena que coma carbohidratos. Por ejemplo YO.

A ver no te emociones, en principio tú tampoco eres mi tipo. No nos engañemos. Yo no suelo salir con multimillonarios, no es mi estilo sabes. Los chicos con los que yo salgo te invitan las 3 primeras veces (4 si quieren impresionarte mucho) a partir de ahí se divide la cuenta. Lucky me, nunca llego a una 5ª cita. Mi plan más glam consiste en bailar encima de la barra de B12 (Joaquín Costa 27) el viernes por la noche. Si pretendes que vaya a los Oscar o me regalas un Chanel o me pondré el vestido con el que llevé las arras en la boda de mi prima (tenía 5 años y todo el mundo dijo que estaba ideal).

Mi querido Leo, igual que a ti, a mis últimas relaciones han fallado. He decido escuchar al sabio Einstein, paso de volver a probar con el mismo tipo de chico.

Está decidido de hoy en adelante paso de chicos de clase media (quiero vivir del cuento), paso de licendiados/ ingenieros (no quiero conversaciones intelectuales pa qué), ni tíos de sentido del humor limitado (estoy harta de reírme de chistes que no hacen gracia), paso de los borrachos de fin de semana y workaholic during the week (quiero a estrellas de cine con adiciones continuadas, que me den un par de semanas de vacaciones now and then mientras están en rehab).

Leo, you and I, we are meant to be together. Hasta que Felix se decida bien sûr ;)

3 comentarios:

Cravingforbarneys dijo...

Estoy contigo! No le quedan rubias por conocer, ahora bien ha estado con las tías más cañonas! Puedes estar en la lista

Cravingforbarneys dijo...

Siiií son diferentes zapatos! Los segundos son plateados como de colorines! mi JOYA!

Marcos Iglesias Dominguez dijo...

Me gustó mucho tu post!
Te sigo.
Marcos Bonheur :)
http://marcos-bonheur.blogspot.com.es/