jueves, 4 de abril de 2013

AUN DIRÁN QUE EL DEPORTE ES SANO...



El mundo del deporte me odia, eso es así. Cualquier actividad física que practique siempre, ¡siempre! acaba provocando algún tipo de catástrofe a mi alrededor. Pero como toda historia tiene un comienzo empezaré ésta por el principio de los tiempos…

Nos remontaremos a mi etapa escolar. Pasé por todas las actividades extraescolares deportivas habidas, en un intento de formar mi espíritu deportivo, integrarme como parte del equipo y mil chorradas más… Lo único que conseguí es descubrirme como la fracasada deportiva que soy. En la piscina me ahogué; montando en bici me rompí un diente, patinando el labio. En clase de tenis di a la pelota pero tiré la raqueta, dando con ella a una alumna que estaba al lado, que resulto una niña repipi con dos trenzas que me hizo bulling en clase de pádel que también tuve que abandonar.


En deportes de equipo no fue mejor. Cada año en mi cole se hacían competiciones para las que cada clase se preparaba durante todo el curso. Se elegía un equipo de 10 jugadoras de voleibol y 10 de baloncesto. Como estaba en la clase de ciencias sólo éramos 11 chicas. Teniendo en cuenta que era la más alta y en ambos deportes la altura es un plus es de esperar que jugase en ambos o al menos en uno, pues no siempre me quedé fuera de los 2 equipos.


Llevo esquiando desde los 6, aunque personalmente nunca he sufrido ningún percance. En cambio, yendo conmigo, mi madre se ha roto el ligamento, mi amigo Juanma el menisco y mi hermana dos traumatismos craneoencefálicos (uno de ellos, incluso, requirió un ingreso de 5 días en el hospital San Jorge de Huesca). Eso sí, sigue sin llevar casco, porque de momento no ha encontrado ninguno que realce su mirada…
  
Todo esto teniendo en cuenta que soy la persona más vaga de la historia. Adoro el sofá. Mi tiempo libre se divide entre el shopping, el zapping y el drinking. Soy incapaz de correr 5 metros sin cansarme. Corrijo, la única razón para correr (dada mi situación económica actual) sería para ir a cualquier tienda de Ortega y Gasset si bajase sus precios al 10%.

Bueno,  si todo lo que os había contado hasta ahora no era suficiente, ayer regresé a mis clases de Bikram Yoga y me enteré que en el centro en el que yo practico a un viejo le dio un ataque al corazón. Soy  gafe o no? Ahora que digan que el deporte es bueno para la salud ¡!JA!!

4 comentarios:

poty dijo...

Cuanto me he podido reir con este post... muy bueno! jajajaja aunque... te dejas en el tintero algunas cosas como tus hazañas con la boya...

Chloe dijo...

jajaja claro q el deporte es bueno mujer, pero igual es q simplemente eso, eres gafe con el!

loqueellosnosaben dijo...

Jajaja creo que hay más gente de la que crees como tú. El desporte no es TAN bueno como dicen.

Álvaro dijo...

Jajajaja yo por si acaso ni lo intento hace tiempo... http://universovarietes.blogspot.com.es/2013/04/marca-espana.html