jueves, 17 de enero de 2013

UNA VERDAD INCOMODA


El otro día, después de leer mi blog, un conocido me dijo: “tía eres la Bridget Jones española”. Al principio le di las gracias, hasta me pareció un cumplido. Si os digo la verdad, siempre me he visto a mí misma como una especie de Sarah Jessica Parker. Marcando tendencia allí por donde paso. Despertando miradas por ese je ne sais quoi
Asombrando a todos en las conversaciones con mis aportaciones afiladas y siempre ocurrentes. Por manejar a los hombres sin dejarme manejar… Vamos una especie de diva en Madrid City, para que me entendáis.

Hasta que este idiota me ha quitado la ilusión. Me  miro al espejo comiendo un kitkat y bebiendo té de Hacendado, en una taza del ajuar de mi madre. Con mi pijama de franela, mi sudadera del equipo de baseball (sí, jugaba al baseball en el cole pero eso es otra historia) y el pelo sucio recogido en un moño de choni. Para completar el look, las botas UGG, no os dejéis engañar, cuestan 200 pavos pero son peludas y mullidas, vamos cero divinas. Mucha pinta de Audrey Hepburn no tengo las cosas como son.

Carrie Bradshaw siempre escribía desde la cama con sus picardías de Victoria Secret y un collar de perlas. Pero claro, si vives en casa de tus padres los picardías no tienen mucha razón de ser. Si encima tu madre menopaúsica y tu padre obsesionado con el cambio climático no dejan poner la calefacción, los pijamas de franela son obligatorios. Si como yo, lo más parecido a una escapada romántica es el viaje de esquí con tus 5 amigas a un apartamento con literas, los saltos de cama y camisones eróticos son las inversiones más inútiles de la historia.

Así, con estas reflexiones comencé a darme cuenta que Sarah Jessica desde luego no era. Pero, ¿realmente sería Bridget? Como si de una película se tratase comenzaron los flashback de los últimos días.

Conversación con mi madre: 

- ¿Quién quiere el último bombón?
-  Yo
-  Lucía, hija, tú mejor no que últimamente te veo que te tiran mucho los dulces…

Conversación con mi padre: 

-   Te veo mala cara  ¿estás bien?
-  Perfectamente
-  No se igual te venía bien hacer algo de ejercicio ¿no? Las Navidades pasan factura a todos

En los probadores de Mango:

Con mi hermana, que siempre ha destacado por su sutileza: (me pruebo unos pantalones de la talla 38, la mía hasta el 23 de diciembre)

-   ¿Qué talla te has cogido? A ver que nadie ve la etiqueta, coge la tuya que con eso pareces una butifarra
-   Pero si es la mía Idiota- nunca se si su nombre real es Irene o Idiota los dos empiezan por la misma letra….-
-   Ahh, estarán mal tallados
-   Pero, ¿me quedan muy mal?
-  Hombre, igual porque son blancos, pero vamos que con eso no salgas a la calle ni de coña. A no ser que quieras parece un anuncio de la ONCE, pantalones para sordomudos se leen hasta los labios…

DIOS MIO o sea que es verdad. Me estoy poniendo como Bridget Jones, una vaca humana. El kit kat que ya me he terminado hace tres párrafos ahora me remuerde la conciencia. Lo único que me diferencia de esa inglesa es que en vez de pelo pajizo el mío es negro y rizado, que yo aguanto a mis padres 24/7 y encima, soy tan loser que me he quedado sin trabajo, así que ni si quiera tengo un jefe buenorro que me acose... What the hell ¡!

La gente no me encuentra grácil y estilosa. Es que soy muy dada a caerme, pisar una mierda o atropellar ancianas que se cruzan en mi camino. Por lo visto eso despierta la curiosidad. A lo mejor no tengo tanto autocontrol en las relaciones como me gustaría… Supongo que a partir de hoy tengo que ponerme a contar calorías. Soñaba, como desde 2009, que este año tendría la 36 y a este paso llego a la 42… 
¡Ay madre si se me ha puesto cara de mazapán!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

tienes un problema...

Ariadna dijo...

Estoy con Anónimo si pasarte un poco de la 38 te parece ser una vaca humana. Valórate un poco más por lo que eres independientemente de tu físico.

Lucía Lucía dijo...

COMO EN OTROS POST, siento muchísimo si se ha malintenpretado lo que he escrito. TODOS LOS TEXTOS son hiperbolados es decir, exagero al máximo las situaciones,la talla 42, 44, 46... Me parecen perfectamente normales. Se trata de reirse, no os tomeis en serio todo lo que pone aquí por favor!!! Prometo a partir de ahora tener mucha más sensibilidad con el tema.

Por cierto, por si a alguien le interesa me acabo de comer un bocadillo de jamón y dentro de dos horas voy a cenar a un italiano o sea que problemas con los hidratos como vereis no tengo ninguno... La única dificultad alimenticia a la que me enfrento esta noche será la decisión entre pizza prosciutto o spagetti carbonara...

Anónimo dijo...

Somos imágenes? Si no tenemos buena presencia ya no triunfamos en esta sociedad... Dictadura de la imagen...

Contenido o continente?

Cuanta razón tenías (y tienes) mi querido Jiddu...
http://www.youtube.com/watch?v=pNlnYOzKJZQ

Jackie G.Loves dijo...

jajaja muy bueno, no pienses en lo de Bridget por gorda. Bridget es una máquina del ingenio jaja, creo que prefiero ser ella a Carrie Bradshaw.