jueves, 20 de diciembre de 2012

FIN DEL MUNDO: LOS QUE SOBREVIVIREMOS


Mañana se acaba el mundo. Espero que estéis preparados. Yo sé que seré de los que el sábado sigan vivos. Algunos hemos nacido para sobrevivir y otros no, eso es así. Los que sabemos que a partir del sábado empieza una nueva etapa tenemos esa sensación desde hace bastante. Se supone que no lo podemos comentar con nadie pero como apenas quedan unas horas, yo os voy a adelantar mi plan. Sabéis que soy un alma generosa, por si no corréis la misma suerte por lo menos que sepáis que el mundo que empieza va a ser mucho mejor que el que dejáis. Os recordaremos con cariño, de vez en cuando, o no quien sabe… Igual nos lo estamos pasando tan bien que no nos acordamos.

El caso es que he decidido que mi cometido en este nuevo Universo es crear el Ministerio de los GUAPOS. Estoy convencida que las razones de la crisis en este planeta es, en buena medida, que nuestros políticos tienen cara de ajo. Estar gobernados por una señora como Angela Merkel, y tener que comer cada día con ella en el telediario, produce úlceras a toda Europa. Los hospitales se colapsan, la Sanidad en la Comunidad de Madrid se tiene que manifestar. Y todo ¿por qué? Porque Frau Merkel no desayuna All Bran, tiene cara de lechuza estreñida y nos trae mal rollo a todos.

Inicialmente me atraía la idea de crear una clase política guapa. Presidentes del rollo Pierce Brosnan, alcaldesas como Sharon Stone, gobernadores como Schwarzenegger… Pero resulta que antes del fin del mundo éste logró el cargo él solito y la cagó pero bien. Así que desistí en la idea. Pensándolo bien necesitamos políticos que transmitan confianza, que nos cuenten cosas y todos los creamos. Gente que sepan leer mientras miran a cámara y que parezca que todo brota de su mente.
 
Toda la vida enfrente de nuestras narices y ¿aun no nos hemos dado cuenta? Ana Blanco es la perfecta presidenta. De hecho, empiezo a preguntarme si está viva o es un robot. Los años pasan pero no por Ana. Ella y su media melena permanecen en los informativos de TVE, gobiernen los azules o los coloraos. Necesitamos políticos así: un Matías Prat, una María Escario gente con cara simpática. En el nuevo universo me encargaré que todos los niños con aspiraciones políticas sean Matías, Pedros, Anas o Marías. Los que me salgan con caras propensas a bigotes o cejas rebeldes los mandaré para el rincón de Sálvame.

Aparte de eso en este nuevo mundo las chonis estarán condenadas al ostracismo. Se permitirá revivirlas en Halloween para aterrar a los más pequeños o en las películas de terror de serie B. Por supuesto se estudiarán en la universidad de antropología como corriente social del siglo pasado al igual que se puede hacer una tesis sobre el comportamiento de los primates o el apareamiento de los percebes. Más allá de ello, el ministerio que yo gobernaré (y que será de orden dictatorial) no permitirá bajo ningún concepto cualquier look que pueda recordar mínimamente a una participante de MHYV. El castigo para aquél que lo incumpla será llevar los pantalones de Falete sin cinturón durante tantas semanas como días haya incumplido la norma.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

insipido y aburrido

Claudia Ortega dijo...

Un peligro....pero me encanta jaja

María José dijo...

Eres genial jajaja

Cravingforbarneys dijo...

Siempre genial! Bss y feluz Navidad!

timeforfashion dijo...

jajaja, qué bueno lo de Ana Blanco! Feliz Navidad!