viernes, 30 de noviembre de 2012

UNA EXPERIENCIA PARA NAVIDAD




Me han sugerido que para fidelizar seguidores, y con eso de que es Navidad, debería hacer un sorteo. Por un momento me planteé invitar a cenar a mi mayor fan de todos. Pero, el premio era tan apreciado que ya me imaginaba a Ana Blanco abriendo el telediario con peleas de barro entre los pretendientes al título. No obstante y por mucho que os creáis merecedores de este, lo cierto es que nadie me aprecia tanto como me quiero yo a mi misma. Para irme a cenar sola me quedo en casa.


Así que os propongo que seáis vosotros los que me sorprendáis porque es Navidad.  Olvidaros de Chanel o Tiffany. En serio, como podéis imaginar, alguien como yo hace un par de semanas que tiene el buzón saturado por mi club de fans de Maharajas indios y Jeques árabes: bolsos de Dior, bufandas de Hèrmes, Tiaras de Cartier, Diamantes Harry Winston… Quiero que seais originales. No quiero nada material, proponerme experiencias únicas, diferentes y muy locas. Prometo llevar a cabo las más divertidas (que sean viables) y contarlas aquí con todo detalle.

Un beso corazones.

3 comentarios:

My secret shopping dijo...

Una idea muy buena, le daré vueltas a ver qué se me ocurre!

http://mysecretshopping.blogspot.com.es/

Anónimo dijo...

yo te propongo que hagas flyboarding...tiene pinta de ser una pasada!!

fpoblacion dijo...

Te voy a comentar el regalo que le hice a una amiga, quizá te guste la idea.
Una amiga estaba en pleno ataque de estrés, el master, problemas en el trabajo, familiares... vamos ése Murphy cabreado que te suelta todos los marrones al mismo tiempo. Total que me fui a una tienda de los chinos y le compré los seis platos más feos que puedas imaginar. Pero feos. Los metí en una caja, los envolví (ok, me ayudaron, soy poco habilidoso en estas cosas) y se los regalé con una nota en plan "úsese en caso de emergencia". Ni te imaginas la cara de la chica estrellando platos contra el suelo!!