miércoles, 28 de noviembre de 2012

MÁS VALE NAVIDADES SOLA QUE MAL ACOMPAÑADA


Me estoy haciendo mayor, cada vez el tiempo se me pasa más rápido. Todavía me duele la cabeza por la resaca de Nochevieja y ya estamos a finales de noviembre… Ya es Navidad, lo dice el Corte Inglés, las luces y las ciento y una cena que se me acumulan en la agenda y me impedirán cerrarme los vaqueros para el día 25. Este año me he prometido a mi misma portame muy muy bien: lechuga, caldito, pescado y pechuga a la plancha entre semana… Aunque, como cada año, el turrón Suchard ganará la batalla. Soy la Reina de hacerme promesas que nunca voy a cumplir. Yo y yo misma lo sabemos pero nos encanta seguirnos el juego.

El caso es que este año todo el mundo a mi alrededor se ha puesto de acuerdo para tener pareja y encima rollo súper formal. Ya me estoy viendo las cenas de primos. Por parte de padre, a mi me emparejarán con Inés, un bombón adorable. Inés es de esos pocos bebés que de verdad molan. Sólo hay un problema me temo que a las 8.30; mi acompañante me abandonará. Acaba de cumplir un año y es de sueño ligero.

Por parte de madre, todos están emparejadísimos as well. En este caso, la pareja asignada será masculina, más maduro y muy muy atractivo. Se llama Teo y es un elegantísimo bulldog inglés.

Por otro lado, en mi grupo de amigos, las parejas también están a la orden del día. Todos están súper in love. Bueno, tenemos un amigo que sigue soltero, pero no por mucho tiempo. Es guapísimo (como todos en mi grupo) si eres feo no te ajuntamos, eso es así. Súper buen tipo y encima arquitecto. Solteras del mundo es uno de los poquísimos buenos que queda. Podéis mandarme el CV con foto, aunque  es hiper exigente, aviso. Luego estoy yo, pero sería demasiado egoísta por mi parte que, alguien tan especial, estuviese con uno solo chico. Yo me debo a todos.

Mientras la poligamia no esté aceptada, tendré que seguir yendo a cenas de parejas con amigos homosexuales que no se atreven a salir del armario; me sentaré en la mesa de los niños; o aceptaré citas a ciegas con informáticos de treintay, que viven con sus madres, coleccionan warehammer, hacen la Torre Eiffel con bastoncillos para los oídos y  alguien asegura que “somos almas gemelas”.

3 comentarios:

María Mendi dijo...

Jjajaja me doy cuenta que siempre empiezo los comentarios igual, pero es que cuando termino de leer una entrada tuya es lo primero que me sale!!!

Yo también soy muy asidua a hacerme miles de promesas que nunca cumplo... sobre todo la de... unos días sin excesos, chocolate, dulces, patatas... pero siempre acabo callendo!! jajaj

¿Quién es ese amigo tuyo tan guapo? Pásale la dirección de mi correo cuando le vuelvas a ver!! jajaaj

Un besote guapa!!!

Anónimo dijo...

jaja...ines no se acuesta hasta las 10pm..que ya es mayor...

elarmariodemaria dijo...

Creeme querida si te digo que se de la sensación que hablas, adoro los amigos gays (los mios de dentro y sobre todo fuera del armario) que ejercen de pareja en todos los eventos :)
Me ha encantado tu frase de :" me debo a todos" Buenísima,jajajaa!
http://lookandfashion.hola.com/elarmariodemaria/20121128/cuellos-de-lana/